Los 7 retos que la PMO ha de afrontar para tener éxito
July 4, 2022
Beneficios de la Metodología Phase-Gate para la Gestión de Recursos
July 13, 2022

5 errores a evitar cuando piense en la ejecución estratégica

A la hora de ejecutar la estrategia del negocio, ¿cuáles son los principales errores a evitar? La resistencia al cambio a menudo retrasa la implementación de nuevos procesos, metodologías o herramientas necesarias para que las organizaciones avancen. Entonces, si son tan necesarias, ¿por qué los ejecutivos y managers de las organizaciones posponen su implementación?

¿Tiene nuevos procesos, mejoras o metodologías que desea implantar en la base de usuarios de su organización? ¿Piensa y planifica en términos de ejecución estratégica adecuada? Más vale que así sea, ya que improvisar es la peor de las opciones. Cualquier mejora que implemente, sea la que sea, va a agitar el sistema y causará problemas en forma de resistencia al cambio, renuncias de empleados, nuevas vías de aprendizaje a aplicar, e incluso podría afectar a los clientes externos más preciados y los stakeholders de la organización.

Dicho esto, los cambios suelen ser algo bueno en la mayoría de los casos. Por lo que si tiene en mente implementar cambios a gran escala, hágalo bien. Y con hacerlo bien nos referimos a que debe evitar, a ser posible, estas 5 cosas:

  1. La adopción parcial del cambio nunca es una opción.
  2. No te fijes metas a corto plazo.
  3. Los beneficios no son necesariamente una prioridad.
  4. La rotación de personal está bien, incluso es necesaria.
  5. No dejes de lado a tus mejores clientes.

1. La adopción parcial del cambio nunca es una opción

Cuando se piensa en la ejecución estratégica del negocio, aceptar la adopción parcial no puede ser una opción. Y es que la adopción parcial lleva en muchos casos a gastos excesivos y a un proceso al que se le da un escaso margen de maniobra antes de que pase a ser considerado un fracaso absoluto.

La única forma de malgastar el dinero tan rápido sería conducir a toda velocidad por la autopista con una bolsa abierta llena de billetes y las ventanas del coche abiertas. La alta dirección de la empresa tiene que respaldar y dar apoyo durante el proceso de aceptación y adopción del cambio. Sin la implicación de la alta dirección, la adopción total del cambio simplemente no ocurrirá.

2. No te fijes metas a corto plazo

Cuando piense en la ejecución estratégica de un proceso o tecnologías nuevos, pensar a corto plazo será un auténtico desperdicio. Sería el equivalente a que unos aficionados compren con antelación entradas para la final de la Superbowl o de la Champions League, paguen el viaje y la reserva de hotel correspondiente, para que al final su equipo favorito no se clasifique para la final. Pensar a corto plazo a veces funciona, pero en la mayoría de los casos no lo hace.

Nuestro consejo: piense en estrategias y procesos que se traduzcan en éxitos a largo plazo y en la retención de los mejores clientes para el negocio. De ahí vendrán:

  • La estabilidad de la compañía.
  • La retención de su base de empleados.
  • Su capacidad de retención de los clientes y su capacidad de referencia.

3. Los beneficios no son necesariamente una prioridad

Recuerde, los beneficios de la empresa o del proyecto no lo son todo. Lo importante es invertir y volcar nuestras inversiones y esfuerzos en los lugares correctos y hacia las metas relevantes. Con el tiempo, si el desempeño es bueno, los resultados vienen por sí solos.

El éxito y los beneficios llegarán. Pero nunca lo harán el primer día. Sólo hay que rezar por que se produzcan antes de que todo se desmorone financieramente, ya que demasiados conflictos y luchas internas pueden ser la muerte de las organizaciones menos centradas.

4. La rotación de personal está bien, incluso es necesaria

Perder empleados (incluso a los buenos) con el fin de impulsar a la organización hacia el camino correcto en el momento que más se necesita no es necesariamente negativo. Es más, puede que sea incluso necesario. No todo el mundo estará de acuerdo con los cambios estratégicos de mayor calado. Y si en el momento de hacerse esos cambios no se sienten cómodos, probablemente nunca lo estarán.

El talento puede ser reemplazado, y probablemente el cambio acabe siendo a mejor. Son necesarios agentes del cambio y personas con mente abierta para alcanzar el éxito.

5. No dejes de lado a tus mejores clientes

Sus clientes son importantes, especialmente en lo que se refiere a sus proyectos más grandes y a largo plazo. Hágales llegar sus ideas estratégicas, y no dudes en pedirles su opinión y comentarios. Y una vez que los cambios hayan tenido lugar, obtenga información de éstos clientes y usuarios finales acerca de cómo de exitoso y de beneficioso les ha parecido el cambio.

Lo último que queremos es observar la ejecución estratégica de cualquier nueva iniciativa, proceso o mejora únicamente desde nuestra perspectiva. A priori afrontar así los cambios podría ser lo mejor para nosotros, pero esto podría resultar en un cambio con el que algunos de nuestros clientes más importantes no acaben sintiéndose cómodos. ¡Y eso es algo que hay que evitar!

Conclusión

Debemos partir del siguiente punto de partida: Agile no está hecho para que funcione en todas las organizaciones y para que sea aceptado por todo el mundo. Pero ha demostrado, con el tiempo, ser el mejor movimiento para todos aquellos que decidieron aceptar el reto. Empezar Agile a menor escala con un proyecto piloto y expandir después su adopción es la mejor forma para permitir a la organización volver al método clásico si es necesario. Sin embargo, el plan debería ser siempre el compromiso y adopción total del cambio. De lo contrario, ¿para qué intentarlo?

¿Qué opina de la adopción Agile? ¿Ha asumido su organización el paso a los métodos ágiles? ¿Con qué resistencias se encontraron durante el camino? ¿Cómo respondieron los empleados más resistentes al cambio? ¿Ha mejorado el ratio de éxito de vuestros proyectos?

Solicita una demo de Triskell Software

¿Quieres saber más? Solicita una demo gratuita de Triskell Software y descubre el software PPM que mejor se adapta a las necesidades de tu negocio.